Por Hannah Pérez  

Emprendedores, artistas, influencers y hasta colaboradores de Forbes: ¿Quién es la pareja arrestada por lavar miles de bitcoins vinculados al hackeo de Bitfinex? Todo sobre el caso y las preguntas que aún no tienen respuesta.


El martes de esta semana el Departamento de Justicia (DOJ) de los Estados Unidos anunció el arresto de una pareja de casados presuntamente vinculados al hackeo al intercambio de criptomonedas Bitfinex en 2016. La agencia dijo haber incautado alrededor de USD $4 mil millones en monedas digitales al dúo, en lo que ha sido la mayor incautación financiera de la historia del país.

La historia de Ilya Lichtenstein, de 34 años, y su esposa Heather Morgan, 31 años, a quienes se les acusa de conspiración para lavar criptomonedas robadas durante un ataque de piratería de hace 6 años, ha recorrido los titulares de los medios de noticia toda la semana. La gente ha quedado fascinada especialmente con los presuntos culpables, que se han mostrado como unos personajes un tanto excéntricos.

La pareja, capturada con una fortuna de bitcoins en sus manos, no parece tener el típico perfil de un criminal buscado por la justicia. Ambos llevaban activamente sus cuentas redes sociales, donde mostraban públicamente su estilo de vida glamoroso en Nueva York. Morgan, por su parte, es artista musical y escritora que incluso contribuyó para la revista Forbes.

Más allá de los alucinantes retratos de estos presuntos criminales, el asunto ha llamado ampliamente la atención de los medios debido a las preguntas aún sin respuestas en torno al caso legal y los detalles del ataque informático.

El retrato de la supuesta pareja criminal

A todas luces, el par de presuntos delincuentes llevaba una vida bastante exitosa. La joven era una empresaria de marketing que cantaba rap y tenía muchos artículos publicados en revistas de negocios. Junto a su esposo, tecnólogo, dirigían una empresa de marketing llamada SalesFolk, que se especializaba en ayudar a empresas a crear plantillas de correo electrónico.

Lichtenstein fue cofundador y director ejecutivo de Mixrank, una plataforma de descubrimiento de clientes que trabaja con representantes de ventas. Ese emprendimiento logró recaudar USD $1,5 millones de inversores acreditados, incluyendo Mark Cuban.

Ambos esposos, con estudios universitarios, eran conocidos dentro de la industria tecnológica y criptográfica . Estuvieron involucrados en una empresa llamada Demandpath, que se enfocaba en “emprendedores y proyectos descentralizados”. Mientras, el perfil de LinkedIn de él lo coloca como fundador de una startup de cadena de bloques llamada Endpass

Aunque sin duda el perfil más fascinante es el de Morgan. Con cerca de 5.000 seguidores en Instagram, ella se consideraba una rapera callejera bajo el apodo “Razzlekhan”. También contribuyó con artículos sobre una amplia gama de temas, incluyendo ciberseguridad, para publicaciones como Forbes e Inc. La joven además se autodenominaba el “cocodrilo de Wall Street”

Puede ver un video del rap estilo libre de Razzlekhan a continuación (bajo su propio riesgo).

Los esposos tienen cientos de publicaciones en sus cuentas de redes sociales, aunque no todas son tan excéntricas. El medio The Verge, que examinó exhaustivamente las cuentas de Razzlekhan, dice que la chica en general publica sobre su rap (uno de los cuales trata sobre invertir en GameStop, Ethereum y Bitcoin), algunos videos de twerking, una guía sobre cómo poner salvavidas gomosos en los dedos de los pies y mucha promoción para su música y arte. En otros también se puede apreciar la vida cotidiana del par, que tiene un gatito de mascota.

@realrazzlekhan

My partner & cat share food (not how you expect)! ???? #pettok #weirdcore #weirdtok #husbandandwife #catfoodie

♬ original sound – Razzlekhan ????‍♀️

¿Qué ha sucedido hasta ahora?

Después de ser arrestados el 8 de febrero en Manhattan, los acusados fueron trasladados al Distrito de Columbia (DC) para una audiencia que se llevará a cabo el 14 de febrero. El dúo enfrenta cargos de conspiración para cometer lavado de dinero y conspiración para defraudar a los Estados Unidos, y podría enfrentar hasta 25 años de prisión de ser declarados culpables.

Inicialmente el gobierno solicitó la detención preventiva, que mantendría a los dos bajo custodia hasta el juicio. El gobierno argumentó que Morgan y Lichtenstein “presentaban un grave riesgo de fuga“. Un juez rechazó esta petición y permitió a la pareja salir en libertad bajo una fianza conjunta de USD $8 millones, 5 millones de dólares para Lichtenstein y 3 millones de dólares para Morgan.

Sin embargo, el gobierno estadounidense presentó una Moción de Suspensión de Emergencia y Revisión de la Orden de Liberación, que detuvo con efecto inmediato la decisión del juez. Las autoridades alegaron nuevamente preocupaciones de que la pareja podría huir del país. Destacaron que Lichtenstein tiene nacionalidad rusa, un país que no extradita a sus propios ciudadanos.

Su fracaso en [escapar cuando tuvieron la oportunidad] no es indicativo de su futuro riesgo de fuga”, señaló el FBI, según citó CryptoNews. Los abogados de los acusados habían presentado previamente una carta con varios motivos para la libertad bajo fianza, incluyendo una condición de riesgo de salud para Morgan, quien sufrió previamente daño pulmonar.

También argumentaron que no tenían intenciones de huir ya que la pareja mantiene varios embriones congelados en una clínica en Nueva York. “La pareja nunca huiría del país a riesgo de perder el acceso a su capacidad de tener hijos“, dijeron los abogados.

Preguntas que permanecen abiertas

Algunos medios de noticia, como CoinDesk y Decrypt, que han repasado los hechos, señalan que el caso aún tiene algunos cabos sueltos sin responder. Entre ellos, algo que se deduce fácilmente hasta este punto del relato: ¿Por qué una pareja de presuntos criminales llevaría deliberadamente cuentas de redes sociales tan activas públicamente?

En general, muchas de las actitudes y decisiones de los acusados no parece coincidir con la de una mente criminal. Por ejemplo, el hecho de que hayan optado por vivir en los Estados Unidos en vez de mudarse a un país con políticas de no extradición, especialmente teniendo uno de ellos nacionalidad rusa. Además, residenciaban en Nueva York, el estado con la oficina del fiscal federal más importante del país y es especialmente conocida por perseguir delitos financieros, como destacó la periodista Laura Shin.

Otro elemento especialmente curioso es el hecho de que Lichtenstein y Morgan habrían almacenado sus claves criptográficas (códigos de acceso privado a una billetera) en un servicio en la nube; una decisión que parecería altamente improbable de un pirata informático que supuestamente habría estado vinculado con uno de los hackeos más importantes de la historia cripto. Las autoridades aseguraron que pudieron incautar un total de 94.636 bitcoins robados después de hallar las llaves en la nube.

Esto nos lleva a otra pregunta, quizás la más crucial: ¿Quién está efectivamente detrás del hackeo perpetrado a Bitfinex en 2016? Los cargos presentados en contra de la pareja no alegan que fueran responsables del hackeo inicial al intercambio, ni tampoco ofrecen ninguna teoría específica que explique cómo habrían llegado a poseer las monedas robadas. 

Más curiosidades -y algunas especulaciones- sobre el caso

Más allá del hecho de haber abierto su vida a miles de seguidores en Internet, Morgan también habría hablado publicamente sobre temas que la podrían fácilmente vincular con el ciberataque a Bitfinex. Como destacó The Verge, la acusada figura como autora de un artículo llamado “Los expertos comparten consejos para proteger su negocio de los ciberdelincuentes“. 

También dirigió una charla supuestamente sobre marketing en la que explicó cómo aplicar la ingeniería social para conseguir “cualquier cosa“. De hecho, según CoinDesk, Morgan se habría interesado especialmente en este tema, un tipo de piratería que se enfoca en comprometer a las personas en lugar del código. En su charla, ella habría hablado sobre métodos de engaño y manipulación.

El reportaje apunta a que esto es un elemento especialmente sospechoso, dada la naturaleza del ataque a Bitfinex. Además, la joven aparentemente entrevistó a Matt Parrella, ex director de cumplimiento de BitGo (el proveedor de seguridad del intercambio), para la pieza de Forbes que se menciona arriba. A esto se suma que un informe previo de CoinDesk señaló que el ataque a Bitfinex habría requerido -posiblemente- que BitGo firmara para autorizar el retiro de los fondos.

Sin duda estos factores son curiosos y, si se suman, podrían llevar a plantear la posibilidad de que la ingeniería social estuviera involucrada en el hackeo. Aunque por ahora estas son meras especulaciones.

Aún quedan preguntas abiertas: ¿Cómo se conecta todo este asunto con Bitfinex y lo ocurrido en 2016? ¿Qué hará el gobierno de EE. UU. con los bitcoins robados? ¿Por qué la pareja no migró a otro país o escondió mejor sus llaves privadas?. (Cabe señalar que un documento encontrado en el computador de Lichtenstein, bajo el nombre “passport_ideas” y con identidades falsas compradas en la darkweb, sugiere que el dúo habría considerado volar fuera del país antes de la pandemia de Covid-19).

Por ahora, tocará esperar que evolucionen los eventos para conocer más de esta historia.


Lecturas recomendadas


Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash editada en Canva

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.




Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function jnews_encode_url() in /home/fditradi/public_html/wp-content/plugins/jnews-social-share/class.jnews-select-share.php:227 Stack trace: #0 /home/fditradi/public_html/wp-content/plugins/jnews-social-share/class.jnews-select-share.php(359): JNews_Select_Share::get_select_share_data('facebook', false) #1 /home/fditradi/public_html/wp-content/plugins/jnews-social-share/class.jnews-select-share.php(67): JNews_Select_Share->build_social_button('facebook') #2 /home/fditradi/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php(307): JNews_Select_Share->render_select_share('') #3 /home/fditradi/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php(331): WP_Hook->apply_filters(NULL, Array) #4 /home/fditradi/public_html/wp-includes/plugin.php(476): WP_Hook->do_action(Array) #5 /home/fditradi/public_html/wp-includes/general-template.php(3058): do_action('wp_footer') #6 /home/fditradi/public_html/wp-content/themes/newsup/footer.php(201): wp_footer() #7 /home/fditradi/public_html/wp-includes/template.php(7 in /home/fditradi/public_html/wp-content/plugins/jnews-social-share/class.jnews-select-share.php on line 227